Cómo usar Casa Jardín Antipolillas. Tutorial

Cómo usar Casa Jardín Antipolillas. Tutorial

¿Has hecho el cambio de armario y de repente has encontrado un agujero en ese jersey del año pasado que tanto te gustaba? Sin duda, uno de los peores enemigos de la ropa son las polillas. Este insecto de la familia de las mariposas puede convertir nuestras prendas en su merienda particular. ¿Quieres saber cómo evitarlo?  Casa Jardín Antipolillas es tu aliado perfecto para deshacerte de estos molestos animalitos.  Te explicamos paso a paso cómo usarlo 🙂

¿Qué es Casa Jardín Antipolillas?

Casa Jardín Antipolillas protege la ropa y los tejidos de forma eficaz durante 6 meses. Además deja perfumados los armarios con un suave y agradable olor a lavanda.

Su diseño funcional con gancho permite su uso en el colgador de perchas. También puede estar en contacto directo con las prendas porque no mancha.

Casa Jardín Antipolillas de Zelnova
Casa Jardín Antipolillas de Zelnova

¿Cómo usar Casa Jardín Antipolillas?

Antes de nada y como siempre que vayamos utilizar este tipo de productos, es importante leer con detenimiento las instrucciones de uso. Una vez hecho esto, abrimos el envoltorio y colocamos los colgadores en la barra del armario o en los cajones dónde hayamos guardado nuestras prendas más queridas. En armarios pequeños es recomendable colocar 2 colgadores. Para los grandes, se necesitarán entre 3 y 4 bolsitas.

¿Cuándo sustituir Casa Jardín Antipolillas?

Una de las ventajas de Casa Jardín Antipolillas es que incorpora un indicador de plástico para recordar el mes de la puesta en funcionamiento. De esta forma, tendremos la total garantía de que el producto no perderá su eficacia.

Otros aspectos a tener en cuenta para prevenir la aparición de polillas en la ropa

  1. Mantener limpios los armarios. Cada cierto tiempo conviene pasar un trapo húmedo en el interior del armario. Puedes aprovechar, precisamente, el momento del cambio de armario para hacerlo.
  2. Nunca guardes ropa sin lavar. Las polillas suelen tener predilección por las prendas sucias o con manchas. Es importante que prestes atención a aquellas prendas que no sueles lavar en la lavadora, como por ejemplo; abrigos o mantas. Si no vas a usarlas durante un largo período de tiempo deberás llevarlas a la tintorería antes de guardarlas en el armario.
  3. Evita la humedad. Las polillas adoran los espacios húmedos y cerrados, así que para prevenir que éstas aparezcan y mantener tus prendas en perfecto estado deberás airear y limpiar tu armario de vez en cuando.

¿Te han resultados útiles estos consejos? Te esperamos en los comentarios

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar