6 trucos para mantener caliente tu hogar

Cómo mantener tu hogar caliente

Aunque empezamos noviembre con las temperaturas más altas de lo habitual para esta época del año, tarde o temprano el frío acabará llegando. Y con él unas desorbitadas facturas de gas y luz que nos dejan tiesos. Si este año no quieres que tus ahorros se esfumen pagando los recibos, ni que en casa se te congelen hasta las pestañas, presta atención a estos consejos para mantener caliente tu hogar. “Winter is coming!”

Uno de los factores que más influye en la pérdida de calor es que la vivienda esté bien aislada. Puertas, ventanas, cajones de persianas, paredes, fachadas, techos y hasta las tuberías son puntos por los que el calor se escapa. Un buen aislamiento de estos elementos ayudará a mantener la temperatura en casa y reducirá el consumo de calefacción.

Sin embargo, si los cerramientos de tu vivienda no aíslan bien y no quieres invertir o realizar obras en casa, existen otras medidas, de bajo coste, que puedes aplicar para que este invierno no pases frío.

Trucos baratos para mantener el calor en casa

  1. Aprovecha el calor del sol. La luz del sol es nuestra gran aliada. Mantén las persianas y cortinas abiertas durantes el día, pero una vez que se haga de noche, mejor ciérralas. De esta forma lograrás retener mejor el calor que se haya acumulado durante las horas del día.
  2. Ventila máximo 15 minutos. Ventilar la casa es importante para renovar el aire y evitar problemas de humedad, pero es recomendable hacerlo como máximo unos 15 minutos al día.
  3. Tapa los huecos por donde se fuga el calor. Para evitar corrientes de aire, puedes usar burletes adhesivos de silicona o de caucho para tapar los huecos de ventanas y puertas. Si tienes grietas o huecos en las paredes o el techo, puedes aplicar un poco de relleno para taparlos.
  4. Cortinas y alfombras. Gran parte del calor se escapa por las ventanas. Si quieres evitar esto, una buena idea es usar cortinas de tejido grueso. En el mercado puedes encontrarlas incluso con forro térmico, a un precio relativamente barato. Los suelos son otra de las partes de la casa por dónde más calor se pierde. Por este motivo, usar alfombras y moquetas puede ayudar a mitigar este problema, preservando tus pies del frío.
  5. No coloques los muebles enfrente del radiador. En la medida de lo posible, no coloques muebles grandes en frente de los radiadores, ya que éstos absorberán el calor. Si los techos de tu vivienda son bastante altos, es recomendable poner un estante o una repisa encima, pero nunca en contacto directo. De esta forma se canaliza el calor, evitando la elevación del aire caliente.
  6. Coloca un panel de aluminio entre el radiador y la pared. Un truco casero para que el calor del radiador se proyecte hacia la habitación, es colocar una plancha de aluminio entre éste y la pared. Este sencillo sistema permitirá recuperar una gran parte del calor que se escapa por la pared y supondrá un importante ahorro en la factura de la calefacción. En este vídeo de Leroy Merlin te explican cómo hacerlo:

Medidas para mejorar el rendimiento de tu calefacción

Aplicar estos sencillos consejos contribuirá a que el calor de tu casa no se escape. Sin embargo, de nada sirven si al final, ponemos la calefacción muy alta durante todo el día.

El IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía) recomienda que la temperatura del hogar se sitúe entre 19º y 21º. Los expertos señalan que cada grado por encima supone un 8% de incremento en la factura. Además, los cambios bruscos de temperatura entre el exterior y el interior pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Para mantener esta temperatura constante, recuerda cerrar las puertas de las estancias de la casa, de esta forma retendrás el calor que se haya generado. Y si no usas todas las habitaciones, puedes apagar los radiadores o instalar termostatos programables en cada una de ellas .

Aplicar estas sencillas pautas ayudará a mejorar la eficiencia de tus sistema de calefacción y mantener tu hogar calentito en los duros días de invierno. Pero además de frío, el invierno nos trae otras inclemencias para las que deberemos estar preparados. Por ello, te recomendamos que repases estos tips para proteger la casa en otoño que te ayudarán a disfrutar de tu hogar como nunca antes.

Además recuerda que tanto en nuestro blog como en nuestras redes sociales Kill Paff y Casa Jardín encontrarás trucos y consejos para hacerte el día a día un poco más fácil 😉

¿Hay algún tema que te gustaría tratar con más profundidad? Déjanos tu sugerencia en los comentarios.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar