Trucos para limpiar la campana extractora de tu restaurante

limpiar-campana-extractora-restaurante

¿Tienes un restaurante? Seguro que la campana extractora te traerá más de un quebradero de cabeza. En cualquier cocina este es un punto de acumulación de grasa, por mucho que limpies cada día. Esto se maximiza en una una cocina profesional, donde se le da uso constantemente. Hoy te enseñamos a limpiar este electrodoméstico para tenerlo siempre impecable.

A pesar de que la campana extractora es uno de los utensilios de cocina que menos nos apetece limpiar, es imprescindible mantenerla en unas condiciones óptimas. Esto es especialmente importante en hostelería. No practicar el mantenimiento adecuado deriva en distintos problemas que son muy graves para los profesionales de la restauración.

  1. Dejará de absorber olores y vapor, lo que empeorará el ambiente de nuestra cocina y nuestras condiciones de trabajo.
  2. Si no se limpia de forma adecuada, la grasa acumulada puede llegar a contaminar los platos que con tanta dedicación hemos preparado. ¿Se te ocurre algo peor para un restaurante?

Por eso, en el artículo de hoy queremos dejaros algunos consejos y trucos de limpieza para que la campana extractora de la cocina de tu restaurante reluzca como el primer día; y pase la prueba del algodón.

Trucos para desengrasar la campana extractora de tu restaurante

Aquí tienes nuestra lista de consejos favoritos para que la campana de tu bar, cafetería o restaurante esté siempre como los chorros del oro. Presta atención, te solucionarán la vida.

Te recomendamos ponerte manos a la obra tras haber cocinado platos en olla, ya que el vapor ablandará los restos de grasa que hayan podido quedar acumulados. Si, quieres ser 100% eficaz, añade una cacerola extra a tus fogones que sólo contenga agua y limón y hierve su contenido. Éxito asegurado.

  1. Antes de limpiar, siempre desenchufar. Antes de fregar la campana extractora, debes desenchufarla para evitar sustos.
  2. Pasa un paño húmedo a la superficie exterior para retirar restos de suciedad y polvo. No tienes que encharcar la campana, sólo retirar la suciedad más gruesa.
  3. ¿Tiene tu campana extractora piezas desmontables? Haz uso de tu capacidad de manitas, desatornillalas, recordando donde iban, ¡por supuesto! Tras este paso, agarra con ganas un  cepillo pequeño y rasca cada recoveco.
  4. Las piezas pequeñas, al cubo con un producto específico para limpieza de campanas. No olvides usar guantes durante todo el proceso y sigue al pié de la letra las indicaciones del fabricante.
  5. No por mucho rascar,  más grasa vas a eliminar. Presta atención a la presión que ejerces con el cepillo, si te pasas puedes rayar la superficie de tu campana. Esto es algo muy desagradable cuando hablamos de las de acero inoxidable. Es mejor darle dos veces que quedarte sin el precioso esmalte de tu electrodoméstico.

 

Sabemos que limpiar la campana no es la tarea más agradable en un restaurante, pero tus trabajadores y clientes lo tendrán muy en cuenta en sus valoraciones de tu negocio. ¿Tienes algún truco que quieras compartir con nosotros para hacer más fácil esta labor? Somos todo oídos 🙂

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar