Quiero reformar la vivienda, ¿cómo pido un presupuesto?

reformas en la vivienda 571×381

 

Con la llegada de la primavera tu vivienda se merece un lavado de cara. ¿Quieres hacer reformas en tu hogar en esta época del año evitando sorpresas de última hora? Pues presta especial atención a los presupuestos. Si no sabes ni por dónde empezar, no te preocupes. Te damos las claves que necesitas a la hora de pedir un presupuesto para reformar la vivienda.

  1. Los presupuestos por escrito

Las palabras se las lleva el viento, pero si están escritas se quedan. No cometas el error de quedarte con un presupuesto de palabra, por mucho que te fíes de la persona que va a llevarte la reforma.

  1. En la comparación está la clave

Por supuesto, no te quedes con el primer presupuesto que veas. Si antes de viajar, acudes a un comparador de precios para ver qué compañía te deja el billete más barato, con la reforma de tu hogar no debes hacer menos. Pregunta en diferentes empresas y decídete por aquella que mejores condiciones te ofrezca. Huelga decir que los presupuestos demasiado bajos pueden ser tan descartables o incluso más que los que pecan de muy altos. ¡La calidad tiene su precio!

  1. Nada de lagunas en el contrato

Una vez has decido qué compañía se hará cargo de darle una nueva imagen a tu hogar, ha llegado el momento de hacer un buen contrato y no dejarte ninguna laguna que puedas lamentar más tarde. Asegúrate que en tu contrato figuran por lo menos los siguientes datos:

  • Tus datos y los datos de la empresa o el profesional encargado de la reforma;
  • El plazo estimado;
  • Los materiales y su calidad, especificando las marcas y los productos a utilizar;
  • Los trabajos a realizar detallados;
  • El precio exacto incluyendo los impuestos;
  • Las garantías.

No te ahorres el trabajo de estar bien al tanto de las cláusulas que firmas en el contrato, pues estas serán tu fuente primordial a la hora de hacer reclamaciones.

  1. Planifica bien el proyecto para reformar la vivienda

Antes de aceptar el presupuesto e iniciar las obras, planifica muy bien la reforma: ten siempre muy claro qué quieres cambiar y evita cambios de última hora cuando ya está el proceso en marcha.

  1. ¿Y si no sale del todo bien?

Si los profesionales en cuestión no han hecho bien los deberes, lo primero que tienes que hacer es presentar una reclamación oficial por escrito. ¿No te hacen caso? Ve directamente a consumo y presenta todas las pruebas que estén en tu mano. Si incluso así no tienes la respuesta que esperabas, siempre puedes recurrir a la vía judicial.

Y tú, ¿qué otros aspectos consideras fundamentales a la hora de pedir un presupuesto para reformar la vivienda?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar