Cómo evitar los piojos en el colegio

piojos en el colegio 2

Las vacaciones han terminado y a nuestros peques les toca volver al cole. ¿Recuerdas nuestro post sobre piojos? Tenlo muy presente, pues, como sabes, la proliferación de piojos en el colegio es un tema recurrente cada año. Por ello, hoy vamos un paso más allá y te enseñamos las claves para que también puedas evitar los piojos en el colegio. ¡Memorízalas bien!

Prevenir para no rascar, también con los piojos

Recuerda que, tal y como te habíamos explicado en mayo, un error común es asociar la presencia de los piojos con falta de higiene. Mantener el pelo de tu peque limpio y reluciente no evitará la aparición de estos pequeños invasores. Pero, eso sí, hay pautas de prevención que debes inculcarle siempre a los más pequeños, como estas dos imprescindibles:

  • Los objetos personales, como los peines, gorras y bufandas, no se comparten.
  • De vez en cuando toca revisión de cuero cabelludo y peinado con una lendrera para comprobar que efectivamente todo va bien y que nadie ha elegido su cuero cabelludo como hogar.

Hay piojos en el colegio de mi hijo, ¿qué hago?

Puesto que este es un problema muy común entre los niños, no tienes que avergonzarte para nada de que tu peque esté pasando por una infestación de piojos. Antes de nada tendrás que ocuparte de eliminarlos rápidamente con algún producto que te garantice terminar de una vez por todas tanto con los piojos como con las liendres, como ZZ Cupex de Zelnova.

¿Ya has acabado con la invasión? Es el momento de evitar que otros niños se contagien:

  • Avisa al centro: ten en cuenta que tu peque pudo haber estado jugando con otros niños y haberlos contagiado. Avisa en el cole para que el personal se ponga en contacto con sus padres y poder tratar el problema de raíz antes de que se expanda.
  • No mandes a tu peque al cole: hasta que desaparezca su problema con los piojos evita en la medida de lo posible los contagios a otros niños y/o adultos.
  • Ponle una gorra o una coleta si tiene que salir: en caso de que tenga que salir sí o sí, pídele que se ponga un gorro o una coleta. Recuerda que los piojos no saltan ni vuelan, que tan solo caminan. Así les será más complicado irse a otra cabeza.
  • Habla con otros padres del asunto: tanto si tu peque está contagiado, con el fin de evitar que se contagien los suyos, como si notas que tras haber acabado con la invasión aparece una reinfestación. El apoyo entre padres en estas situaciones es primordial.

¿Y tú? ¿Qué otros consejos sigues para evitar el contagio de piojos con la vuelta al cole? ¡Compártelos con nosotros!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar