Prepárate para la Navidad. Principales cuidados de la poinsettia.

poinsettias

Ya en medio de la vorágine Navideña, las Poinsettias vuelven a imponerse como moda en la decoración del hogar. ¿No sabes lo que es una Poinsettia? ¡Claro que si, hombre! Las poinsettias son esas plantas con flores rojas que también se conocen como Planta de Navidad o Flor de Pascua.

Las poinsettias pueden disfrutarse desde Noviembre a Marzo e integrarse en tu hogar como planta de exterior o interior. ¡Tú eliges! Además, aunque en un primer momento sean plantas estacionales, si les aplicas los cuidados adecuados puede lucir durante todo el año e incluso convertirse en un arbusto siempre que consiga adaptarse a las temperaturas del exterior.

¿Tienes una poinsettia y quieres disfrutar de ella esta Navidad o te preocupa cómo cuidar tu planta una vez pasadas estas fechas? ¡Atento! Aquí va una recopilación de sus principales cuidados.

 

Cómo cuidar mi poinsettia en Navidad

  1. ¡No te pases regando! El momento de regar es uno de los más complejos del cuidado de una planta. Las poinsettias necesitan agua, pero no demasiada. Procura dejar tu planta unos 15 minutos sobre un plato con agua para que absorba la humedad poco a poco. Es mucho mejor que regarla directamente. Si tu maceta se encharca demasiado tiempo o las hojas de la planta se mojan, la poinsettia puede enfermar.
  2. Orienta tu planta hacia la luz, pero no demasiado: Las poinsettias, como todas las plantas, necesitan luz. Lo ideal es que ubiques tu maceta en un lugar con mucha iluminación natural. Así, sus hojas brillarán sanas y fuertes. Por el contrario, la oscuridad prolongada o pocas horas de luz pueden provocar que estas hojas se pongan amarillas e incluso caigan.
  3. Ojo con las temperaturas:  Las Poinsettias son delicadas a los cambios de temperatura. Evita dejar tu planta en lugares que sean propensos a corrientes de aire o sus hojas caerán antes de tiempo. Los ambientes secos pueden provocar también este efecto. Lo ideal, alguna superficie apartada con iluminación indirecta. ¡Tu planta lo agradecerá!

 

¿Cómo cuidar tus poinsettias después de Navidad?

  1. Poda tus ramas en primavera.  Para que tu poinsettia crezca fuerte, una vez pasada la Navidad y con la llegada de la Primavera debes podar sus ramas dejando unos cuatro o cinco centímetros de largo en cada una. De esta forma, tu planta estará más grande y fuerte la próxima Navidad.
  2. Cambia de tiesto tu poinsettia:  Cuando veas caer las hojas rojas de tu planta, cambia la tierra y el tiesto. Los nuevos nutrientes harán que se mantenga más fuerte y le aportarán todo lo necesario para resistir los cambios de estación .
  3. Busca la ubicación ideal para tu planta: Recuerda, las poinsettias son muy sensibles a los cambios de temperatura. Busca un lugar sin corrientes y alejado de la calefacción si quieres minimizar los riesgos para tu planta. Además, es aconsejable alejarla de posibles daños para la planta ubicándola en lugares apartados de la casa. Si la colocas en un lugar de paso es probable que las hojas caigan o se dañen con más facilidad.
  4. Cuidado al regar tu poinsettia: Como mencionamos anteriormente, la planta necesita que la riegues cuidadosamente para que no se pudra. Intenta regarla de forma indirecta dos veces por semana. Si se pone negra, te estás pasando con el agua.

 

Ahora, es tu turno de poner en práctica estos consejos y disfrutar de tu poinsettia aportándole los mejores cuidados. ¿Se te ocurre algún otro consejo? ¡Cuéntanos en comentarios!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar