Cómo planchar la ropa, tres consejos para hacerlo más llevadero

planchar ropa 571×381

¿Cuántas veces te has encontrado con el tiempo justo y te has tenido que cambiar de ropa por no perder el tiempo planchando las prendas que deseabas ponerte en esa ocasión? Admitámoslo: planchar la ropa no es la tarea favorita de mucha gente. ¿Quieres aprender a llevar mejor el planchado, conseguir tener tu ropa siempre a punto y evitar que te estropee un día especial? No te pierdas esta entrada, en ella te desvelamos un par de secretos sobre esta tarea del hogar.

Antes del planchado: hacer la colada

el lavado

Un error que cometen muchos de los haters del planchado es llenar demasiado la lavadora. He aquí uno de los mejores gestos para conseguir el mayor número de arrugas en tus prendas. La ropa necesita su espacio para moverse por la lavadora mientras se lava. Si no se lo das, se arruga. Tenlo en cuenta y evita planchados innecesarios gracias a este simple gesto.

Tras el lavado: el secado

Otro de los puntos esenciales antes de ponerte manos a la obra con la plancha para evitar enfrentarte a indeseadas arrugas después es el secado. Al sacar la ropa de la lavadora, estírala con un fuerte gesto y, a continuación, tiéndela con cuidado, prestando especial atención a las pinzas. Aprovecha las costuras y los laterales de las prendas para colocarlas y despídete de marcas indeseadas. Truco: los lugares aireados, unas buenas condiciones de temperatura y humedad son la clave para un buen secado. Si no puedes tender la ropa en exteriores, échale un ojo a nuestra entrada sobre cómo colgar la colada en interiores, te será de ayuda 😉

Al planchar la ropa: orden y diversión

La música: tu mayor motivación al planchar la ropa

Seguro que ya conoces los maravillosos efectos de la música al hacer deporte, pues, ¡con la plancha lo mismo! Busca una playlist que te suba el ánimo, movida y divertida, dale al play, ¡y déjate contagiar por sus enérgicos ritmos! Lo llevarás mucho mejor.

El durante: el orden de los factores

A la hora de ponerte manos a la obra con la plancha, lo primero que debes hacer es abrochar bien los botones y las cremalleras de la prenda a planchar. Este sencillo gesto te facilitará mucho la tarea. A continuación, ocúpate de las telas dobles de los cuellos y los puños y luego del resto. ¿Ya la tienes? Cuélgala para que no se arrugue nada más plancharla, ¡y pasa a la siguiente!

¡Adiós a las arrugas con apresto instantáneo!

¿Quieres deshacerte de las arrugas de forma sencilla y a la velocidad de la luz? Cuenta con un apresto instantáneo en aerosol, como Prestomil. Solo con rociarlo en la prenda, conseguirás acabar con las dichosas arrugas sin esfuerzo y con el plus de la agradable fragancia que deja en tu ropa. ¡Así de sencillo!

120 Prestomil Instantaneo planchar la ropa

Y tú,  ¿qué otros trucos conoces para hacer el planchado más fácil? ¡Compártelos con nosotros!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar