Insecticida eléctrico o en spray, ¿cuál me conviene más?

insecticida electrico 571×381

Si tú también tienes el dilema de decantarte por un insecticida eléctrico o en spray, has llegado al lugar ideal. Como sabemos que somos muchos los que nos planteamos esta incógnita a la hora de elegir si nuestro insecticida será en aerosol o más bien un difusor eléctrico, hemos decidido hacer este post para explicarte por qué depende de la ocasión y el lugar en el que estemos.

Interiores: el insecticida eléctrico trabaja por ti

Si hay algo que nos encanta de los difusores eléctricos es que durante más de un mes no tenemos que preocuparnos para nada de los insectos. El propio insecticida se encarga de hacer que se vayan en todo momento por un precio económico, a diferencia de los insecticidas en spray, que requieren que seas tú el que se encargue de proteger tu hogar de estos visitantes para nada bienvenidos cuando lo estimes oportuno.

Puedes usarlo y quedarte donde estás

Una diferencia que creemos fundamental es la posibilidad de permanecer en el lugar en el que tienes el insecticida. En el caso de los aerosoles, incluso teniendo estos una actuación más rápida que los insecticidas eléctricos, en el momento en que los usas tienes que irte del cuarto en cuestión. En cambio, con los difusores eléctricos puedes quedarte en la misma estancia mientras está actuando sin problema.

El must have de la limpieza

Este aspecto es muy lógico. Piénsalo. En el caso del difusor eléctrico tan solo tienes que enchufar el aparato a la pared y olvidarte de él hasta el próximo recambio. Tus manos no entran en contacto con el líquido del insecticida por lo que mantienes la higiene y la limpieza que deseas. En cambio, con los insecticidas en spray corres el riesgo de entrar en contacto directo con el insecticida.

 

Despídete de todos los insectos

Este aspecto es igual en ambas opciones, pues las dos te permiten deshacerte de los insectos de una vez por todas sin hacer diferenciaciones de especies.

Exteriores: apuesta por los insecticidas en spray

Cuando el lugar que queremos proteger de los insectos no se encuentra resguardado por cuatro paredes, los difusores eléctricos son menos comunes. Por eso, para balcones y jardines lo más recomendable es elegir aerosoles. Entre sus ventajas más claras se encuentra la de dirigirlo al foco de mosquitos, avispas u otros insectos. De este modo, atacamos el problema de forma inmediata y práctica.

Este método nos permite, además, llegar a espacios difíciles en cuestión de segundos.

Sin embargo, si lo que vamos a hacer es pasar una temporada en el camping, por ejemplo, la solución intermedia entre insecticida eléctrico y difusor existe y puede librarte de los mosquitos en las noches de verano. Los insecticidas portátiles funcionan de modo similar a los difusores eléctricos pero no necesitan estar enchufados a una toma eléctrica. Esto es ideal para viajes cortos o, incluso, momentos en los que no queremos usar un aerosol por comodidad.

En tu caso, ¿cómo decides qué tipo de insecticida emplear? Cuéntanoslo en los comentarios.

 

¿Quieres seguir protegiendo a tu familia contra las picaduras? Te esperamos en www.prevenirparanorascar.com con mucha más información para que disfrutes de los tuyos sin mosquitos.

Entra en Prevenir Para No Rascar y aprende a usar tu Kill Paff antimosquitos eléctrico

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar