Eliminar hormigas voladoras, trucos para olvidarte de ellas.

eliminar_hormigas_voladoras

Si pensabas que en otoño e invierno los insectos se retiraban a descansar, (por desgracia), estás equivocada. Es verdad que algunas especies están menos activas en esta época, pero otras no paran. En los primeros días tras la caída de las hojas ciertos bichitos pueden ser un incordio. Hoy te ayudamos a vivir un poco más tranquila y te damos un par de consejillos muy útiles para eliminar hormigas voladoras. ¿Quieres anotártelos? Sigue leyendo.

¿Cómo detectar si tengo “nuevos inquilinos” en casa?

Las hormigas voladoras no son una variedad distinta de insectos distinta a la Formicidae, ya que todas pertenecen a la misma familia. De hecho, lo habitual es que en todas las colonias de hormigas exista un número de ellas que desarrolla alas. Lo más interesante de esto es que no nacen con apéndices diseñados para volar. Los individuos voladores suelen ser visibles en el otoño europeo, especialmente con las primeras lluvias, momento que coincide con la época de apareamiento. Gracias a ellas crean nuevas colonias donde la hormiga reina pueda depositar sus huevos y formar nuevas comunidades.

Dicho esto, cuando llega el otoño, es muy probable que recibas visitas inesperadas de estos insectos en tu hogar. Ahora que ya sabes quienes son, estos son los rincones con más probabilidades de recibir sus visitas. Revisa bien cada uno de ellos y prepárate para pasar a la acción.

  • Balcones y ventanas. También en las ciudades es habitual que las hormigas salgan a buscar nuevos nidos en otoño. Por este motivo ventanas, balcones y terrazas son un perfecto lugar de aterrizaje para estos insectos. Si detectas en tu entorno un aumento de su presencia, plantéate el uso de mosquiteras temporales para evitar que consideren tu casa el lugar ideal para su nuevo hogar.
  • Sótanos, leñeros y garajes. La oscuridad y escasa presencia humana que suele caracterizar a estos lugares los convierte en un lugar ideal para una puesta de huevos. Antes de que comiencen las lluvias del otoño revisa juntas, grietas, y bordes de puertas. No lo hagas solo para evitar sorpresas con las hormigas, es un mantenimiento idóneo de cara al invierno. Este es el momento de limpiar, reparar y aislar.
  • Cualquier lugar en el que se acumulen restos de comida, jabones o cremas. Si necesitabas una buena excusa para que tus hijos se pongan las pilas al recoger la mesa y el baño, esta es perfecta. Si no hay migas no habrá hormigas, ni otros insectos indeseables en la cocina.

Hormigas que vuelan y termitas, ¿son lo mismo con distinto nombre?

Ahora que ya sabes donde mirar, quizás te has llevado la desagradable sorpresa de encontrar insectos en tu hogar. Pero, ¿estás seguro de que se trata de hormigas voladoras? Existen otros bichitos que guardan un gran parecido con estas y pueden hacer saltar las alarmas. Este es el caso de las termitas, que necesitan un tratamiento totalmente distinto porque, en esencia, son animales distintos. Sin embargo, es muy sencillo confundirlas a simple vista porque ambas cuentan con una fase en la que desarrollan la capacidad de volar. Si tienes dudas de a qué te enfrentas, aquí tienes un par de rasgos únicos para diferenciarlas.

  • Antenas:
    • Termitas: Rectas.
    • Hormigas: Con una ligera curvatura, casi como unos cuernos.
  • Alas:
    • Termitas: Cuentan con dos pares de alas de igual tamaño que se pliegan superponiéndose.
    • Hormigas: Tienen dos pares de alas, pero las posteriores son mucho más pequeñas que las anteriores.
  • Tórax:
    • Termitas: Su cuerpo es continuo, no presenta diferentes zonas en el tórax.
    • Hormigas: Parecen hechas por piezas que encajan a la perfección. Podemos ver con facilidad que tienen una “cintura de avispa”

Desde Higienisa, especialistas en termitas, comparten este gráfico que nos ayuda a diferenciarlas de un solo vistazo: arriba, una hormiga voladora, justo debajo, la anatomía de una termita en su fase con alas.

Cómo diferenciar una termita con alas de una hormiga voladora

Ahora que ya te has asegurado de que ese insecto en el alfeizar es una hormiga y no un pariente lejano, es hora de proceder a su eliminación.

¿Qué hago para eliminar hormigas voladoras?

Si estás 100% segura de que se trata de hormigas voladoras, ha llegado el momento de enseñarles amablemente la puerta y despedirlas. Para ello, es conveniente aplicar los siguientes pasos.

He visto un grupo de hormigas voladoras en mi hogar.

Como hemos adelantado, los lugares más sensibles para su aparición son balcones y garajes en el área exterior y cocina y baños en el interior. Si has detectado a un grupo de ellas, esto es lo que debes hacer:

  1. Aplica una laca insecticida o un aerosol específico para insectos reptantes siguiendo las instrucciones de uso. Recuerda lavarte siempre las manos tras emplear este tipo de productos.
  2. Tras esperar el tiempo indicado en el envase, retira las hormigas con una escoba o similar. Revisa que no queden restos. Arrójalas a la basura, cierra la bolsa y bájala al contenedor.
  3. Comprueba que no haya quedado ninguna en el lugar donde viste el agrupamiento y aprovecha para revisar zócalos, huecos de ventilación y posibles grietas en baldosas o azulejos.
  4. Si detectas alguna grieta, es buen momento para sellarla.
  5. Si vives en un edificio o urbanización, avisa a los gestores de tu comunidad de tu hallazgo para que estén al tanto y puedan localizar el nido si existiese. Esto es especialmente importante si tu hogar cuenta con zonas verdes o parques en las cercanías.
  6. Sigue atento un par de días para asegurarte de que no vuelven.

Solo he visto a un par de hormiguitas voladoras en casa.

En este caso eres una afortunada, ya que es probable que se hayan despistado en su búsqueda de un lugar para anidar y formar una nueva comunidad. Pese a ello, esto es lo que tienes que hacer.

  1. Síguelas durante un rato para comprobar que, efectivamente, se trata de un par de insectos desorientados.
  2. Aplica una laca insecticida o un aerosol específico para este tipo de insectos. Asegúrate de seguir al pie de la letra las instrucciones de uso y lavarte siempre las manos con agua tibia y jabón después de emplearlo.
  3. Retira las hormigas con una escoba o similar y procede bajar la basura.
  4. Al igual que en el caso anterior, comprueba si existen grietas, desperfectos o huecos por los cuales hayan podido entrar en tu hogar. Soluciónalo si así fuese.
  5. Si tus vecinos te han comentado un aumento inusual de estos insectos plantéate usar trampas antihormigas en rincones clave como los que te explicábamos arriba (baños, cocinas, garajes, terrazas y sótanos).
  6. Permanece atenta, especialmente en los primeros días de lluvia del otoño. Recuerda que es su fecha preferida para aparearse.

 

Con estos consejos las hormigas voladoras no deberían interponerse nunca más entre tú y el disfrutar de tu hogar, pero si lo hacen, estamos aquí para resolver cualquier duda sobre estos y otros bichitos. Solo tienes que dejarnos un comentario y aquí estaremos, siempre a tu servicio 🙂

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar