Imprescindibles para el cuidado del jardín en otoño

consejos jardin otoño

Podemos pensar que con el fin del verano se acaba también la temporada de jardín. Las noches son más frías, las temperaturas menos agradables… pero ¡no todo es tan malo! El otoño también tiene su encanto: las hojas caídas, los tonos anaranjados por todas partes, ver atardecer arropado por una manta….. ¿Quieres preparar tu jardín para aprovechar al máximo estos meses y que luzca ideal con la llegada de la primavera? ¡Sigue leyendo!

Paso 1: Retira lo que sobra en el jardín en otoño

  • Elimina obstáculos innecesarios: Muebles, decoración de jardín, accesorios… seguro que no lo vas a utilizar en invierno. Guarda todo lo que te sobre para evitar que se estropee con la llegada de la lluvia y los días más fríos. Asegúrate de secar bien todos los utensilios de piscina si no quieres encontrarte sorpresas desagradables el próximo verano.
  • Poda tus arbustos, árboles y plantas: La poda total de árboles de cara a la primavera se realiza en invierno pero puedes ir anticipándote para que tus plantas se conserven en un estado óptimo y reciban la poda con la mayor fuerza evitando roturas innecesarias.El otoño es la época perfecta para cortar las ramas más deterioradas de árboles y dar forma a los arbustos, evitando que se pudran por el exceso de humedad acumulada con las lluvias. Intenta que no queden calvas pues no volverán a crecerle las hojas hasta la Primavera y pueden pudrirse con el agua acumulada.Otras plantas como la lavanda o la santolina deben ser podadas a ras del suelo, ya han florecido en verano y así les ayudarás a crecer más sanas. Esta también es una buena época para la poda de árboles como abedules y nogales, que exudan demasiada savia en su corte y pueden debilitarse en exceso si llevamos a cabo esta tarea en otras épocas del año.
  • Retira las hojas caídas con frecuencia: El otoño y la caída de las hojas son dos elementos que van de la mano. Si quieres conservar un aspecto óptimo en tu jardín, intenta recoger estas hojas a menudo para que no acumulen en exceso la humedad encima del césped y se pudran. Puedes juntarlas para compostaje, si plantas frutas y hortalizas te servirá como abono, ¡más natural imposible!
  • Traslada tus plantas más delicadas a invernaderos: Las heladas y el exceso de lluvia pueden desencadenar problemas graves para tus plantas más delicadas. Trasladarlas a tiestos y al interior de tu hogar o a invernaderos en el caso de plantas más grandes las protegerá ante las inclemencias climáticas.
  • Vacía de agua todos los recipientes del jardín, así como las cañerías y todos los lugares susceptibles de acumular líquidos, evitarás heladas y sustos de cara a las próximas estaciones.

Paso 2: Protege tus plantas ante el mal tiempo

  • Cuida tu césped: El césped necesita de cuidados que se prolonguen a lo largo del tiempo. El otoño es una buena época para sembrar y reparar las zonas dañadas replantando o sembrando en esas áreas. Para que se conserve en mejor estado debes escarificar y airear con un rulo de púas para posteriormente abonar con un fertilizante con efecto a largo plazo que refuerce el césped y lo proteja ante las inclemencias del tiempo.No olvides que en las primeras semanas de noviembre debes realizar el último corte del césped. Cuanto más limpio quede el espacio menos riesgo tendrás de que se pudra con la humedad o absorba la luz de forma desigual. Hay ciertos hongos y plagas que proliferan en otoño, tenlos en cuenta a la hora de seleccionar tus productos.
  • Aleja las heladas de tus plantas: Si tienes que dejar algún tipo de planta en el exterior, además de trasplantarlas y abonarlas para fortalecer su preservación en los meses más duros, puedes comprar mallas protectoras y colocarlas de forma que aíslen a tus plantas de las heladas y el frío, además de alejarlas de la humedad. Algunas especies como los rosales sufren plagas y enferman especialmente en estas temporadas, debes cubrirlas con hojas o materiales como el plástico de burbujas.

Paso 3: Prepárate para las próximas estaciones

  • Planta los bulbos que van a nacer en primavera:   Hay plantas cuyos bulbos necesitan unos meses para desarrollarse. Si quieres que tu jardín brille en primavera, aprovecha este mes para plantar los bulbos de especies como los tulipanes, los narcisos o los jacintos. Si tienes un invernadero, puedes cultivarlos en el interior para aislarlos de la lluvia y el frío.
  • Recuerda que de noviembre a marzo comienza la época idónea para hacer esquejes de los árboles frutales. Procura hacerlos siempre en bisel para que se adapten mejor a la tierra y de unos 5-10 cm de tamaño.

Ciertamente, este mes requiere de un montón de tareas para conservar en buen estado el jardín. ¿Se te ocurre algún otro consejo? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar