Cosas que siempre has limpiado mal y no lo sabías

Cosas que siempre has limpiado mal

Hay cosas que siempre hemos limpiado siempre mal sin ni tan siquiera saberlo. Y, además del esfuerzo en vano que nos puede estar trayendo esto; también puede suponer un foco de bacterias y hongos.

Por ejemplo, algunas de las cosas que la mayoría de nosotros limpiamos mal desde siempre son las tablas de cortar, la cafetera, el microondas o los colchones. Utensilios todos ellos de gran importancia en cualquier hogar y que, de no estar bien limpios, pueden producir alguna infección o alergia.

En el caso de las tablas de cortar, si os limitáis a pasar una bayeta húmeda por encima, los restos de comida se quedarán impregnados en las ranuras que se han ido creando con los cuchillos y eso será foco de bacterias. Lo ideal es hacer siempre una limpieza profunda con agua caliente y detergente.

Algo parecido ocurre con los colchones de las casas. Seguro que casi nadie de vosotros pasa la aspiradora por encima de ellos con cierta asiduidad. Sin embargo, el hecho de no hacerlo será foco de polvo y ácaros… Enemigos implacables de muchas personas alérgicas. Para una limpieza más eficaz también puedes aplicar algún producto acaricida como Casa Jardín Antiácaros.

¿Qué otras cosas limpiamos mal?

  • El microondas es uno de los electrodomésticos que la mayoría de nosotros limpiamos mal. La manera más extendida es frotar con un estropajo y después pasar una bayeta húmeda. Sin embargo, esto nos costará más de un esfuerzo para sacar los restos de comida. Un truco que podemos aplicar es poner un poco de agua en un vaso y calentarlo unos minutos al máximo de potencia. Así, el interior quedará húmedo y con pasar solamente un paño, la grasa saldrá fácilmente. Para evitar que se ensucie en exceso, es bueno que repases algunos de los consejos que te dábamos en esta guía básica de cuidados para microondas.
  • La cafetera es otro de los electrodomésticos del hogar que habitualmente limpiamos mal. En este caso, la acumulación de residuos es uno de los aspectos que debemos tener en cuenta. Para eliminar estos restos es importante usar siempre agua caliente. Si la suciedad está muy incrustada podemos usar un poco de detergente pero debemos evitar aquellos productos que tengan disolvente.
  • En el caso de los juguetes, siempre y cuando no tengan pilas o componentes que se puedan estropear en contacto con el agua o a elevadas temperaturas, podemos meterlos directamente en el lavavajillas y evitarnos así el hecho de ir limpiándolos uno por uno. Al someterlos a elevadas temperaturas, por el calor generado en el lavavajillas, conseguiremos eliminar las bacterias y mantener a salvo a los más pequeños de la casa.

Asimismo, para una vivienda más saludable, conviene utilizar algún tipo de producto desinfectante; como por ejemplo el Splash Acción Bactericida; que incorpora un eficaz activo bactericida con perfume mentolado que actúa sobre el aire y las superficies con las que entra en contacto. Algo que ayudará a eliminar posibles hongos o bacterias que se hayan instalado en cualquier superficie.

¿Qué te parece? Toma nota de estos consejos y libera tu hogar de hongos y bacterias. Si tienes dudas sobre cómo limpiar algún elemento de tu casa, anímate a dejarnos tu comentario y te aconsejaremos encantados.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar