13 consejos para ahorrar agua en el hogar

ahorrar agua

El agua es un recurso limitado y, por desgracia, lo malgastamos: cada español consume una media de 130 litros de agua al día, frente a los 100 que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Con la llegada del verano la sequía en determinadas zonas agrava la escasez de agua. Cada vez que abrimos el grifo durante cinco segundos, gastamos un litro de agua. Por eso, es muy importante conocer algunos trucos que nos ayuden a gestionar este recurso de forma más eficiente.

Hoy compartimos contigo 13 trucos para ahorrar agua en tres zonas distintas de la casa. Toma nota y aplícalos cuanto antes, notarás la diferencia 😉

Ahorrar agua en el baño.

El baño es probablemente la zona de la casa en la que más agua desperdiciamos, así que conviene aumentar las precauciones:

  • Sustituye los baños por las duchas. Con cada baño puedes llegar a gastar hasta 300 litros de agua, mientras que con una ducha se consumen entre 50 y 100 litros. Si, además, consigues que sean cortas, el ahorro será todavía mayor.
  •  Cierra el grifo mientras te enjabonas, te lavas los dientes o te afeitas. Así evitas desperdiciar agua innecesariamente.
  • La cisterna es una de las causas de mayor despilfarro porque en muchas ocasiones desprende una cantidad de agua innecesaria. Para solucionarlo, puedes instalar un sistema de descarga con doble pulsador.  Si buscas una opción más económica, coloca dentro de la cisterna dos botellas de medio litro llenas de agua. De esta manera, reducirás el volumen de líquido dentro  en su interior, ahorrando alrededor de 6 litros de agua cada vez que tiras de la cadena.
  • No utilices el inodoro como un cubo de basura. Instala una papelera en el baño para evitar el consiguiente gasto de agua cada vez que tiras de la cadena innecesariamente. Tirar cualquier objeto extraño a través del retrete no solo ocasiona gastos para la comunidad de vecinos, sino que es perjudicial para el medioambiente.

Usa el agua con mesura en el resto de la casa

  •  Lavadora y lavavajillas siempre llenos. Estos electrodomésticos gastan la misma cantidad de agua independientemente de la carga de ropa o de platos. Por eso, si lo llenas optimizarás el consumo de agua y ahorrarás entre 2.500 y 2.800 litros de agua al mes. Si no es posible, utiliza la función de media carga o ciclos de lavado cortos.
  • Instala difusores en todos los grifos de la casa y en la alcachofa de ducha. Estos aparatos se colocan en la salida de agua de los grifos y permiten mezclar el agua con aire, dando la sensación de un mayor chorro con menos cantidad de líquido.
  • Arregla las fugas de agua. Aunque pueda parecer un desperdicio menor, un grifo que gotea malgasta hasta 40 de litros de agua al día.
  • A la hora de comprar electrodomésticos, asegúrate de que tengan etiqueta ecológica y de eficiencia energética A. No solo ahorrarás hasta un 50% de electricidad, también consumirás menos agua gracias a su diseño más eficiente.
  • Utiliza el lavavajillas. No, no es contradictorio. Y es que, según un estudio del Canal de Isabel II de Madrid, los lavavajillas te permiten ahorrar hasta un 10% de agua con respecto al lavado a mano. Si no cuentas con este electrodoméstico, asegúrate de cerrar los grifos siempre que no los utilices.

¿Cómo ahorro agua en el jardín?

  • Decántate por las plantas autóctonas para adornar tu jardín. Al estar adaptadas al clima local no necesitarán tanta agua. Además, si agrupas las plantas en función de la cantidad de agua que consumen podrás optimizar el riego.
  • Instala sistemas de riego por goteo que eviten el desperdicio de agua propio de las mangueras. También puedes recoger el agua de lluvia para regar o utilizar el agua sobrante del consumo doméstico.
  • Riega al amanecer o al anochecer para evitar que el agua se evapore antes de ser absorbida por las plantas a causa del calor.
  • A la hora de lavar el coche acude a lavaderos automáticos que están adaptados para un uso eficiente del agua. En caso de que sigas usando la manguera, no te olvides de instalar dosificadores para ahorrar agua.

Mantener unos hábitos de consumo responsables no es difícil. Solo necesitas cambiar pequeños comportamientos de tu día a día para conseguir un gran efecto, no solo en la cantidad de agua ahorrada, sino también en tu bolsillo y en la sostenibilidad de los recursos del planeta. Cada gesto cuenta, ¿empezamos?

¿Cuál es tu truco para ahorrar agua? Cuéntanoslo en los comentarios y lo añadiremos a esta entrada para ayudar en el cuidado del medioambiente a futuros lectores 🙂

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar