Cómo organizar el lavavajillas para que limpie mejor

Cómo organizar el lavavajillas para que limpie mejor

¿Has detectado que tu vajilla no sale todo lo limpia que debería tras pasar por el lavaplatos? Si estás utilizando el detergente adecuado, es probable que no estés colocando las cosas de la manera correcta. Sigue estos consejos, pon cada cosa en su lugar y consigue que tu vajilla salga reluciente.

  1. La parte inferior del lavavajillas es para los platos. Coloca los platos en las rejillas de la parte inferior de la máquina. Procura que no estén muy pegados y que haya espacio para que el agua llegue a todas partes.  
  2. Las ollas y sartenes deben colocarse boca abajo, siempre también en la sección más baja del lavavajillas. Es importante no sobrecargar el electrodoméstico. Asegúrate de que las aspas rotatorias puedan girar libremente y que no haya nada que obstruya los tubos y rociadores antes de cada lavado.
  3. Las tazas, vasos y tazones deben ir en el cesto superior. Colócalos de tal manera que reciban perfectamente el agua desde abajo. Apila los elementos de forma ligeramente inclinada de tal forma que te asegures que el detergente llega al interior y no se queda agua acumulada.
  4. Los recipientes herméticos y otros artículos de plástico deben ir en las rejillas de la canasta superior. Ten en cuenta que el mecanismo de calentamiento en la mayoría de los lavavajillas suele estar en la parte inferior, si los colocaras ahí podrían derretirse o deformarse. Aún así comprueba que los que vayas a introducir tienen admitido el uso en lavavajillas.
  5. Los tenedores y cuchillos y otros utensilios de cocina suelen tener un cestillo específico para ellos. Llena la cesta de cubiertos con los mangos hacia abajo y separa unos de otros lo máximo posible para que el detergente y el agua lleguen sin problema a todos ellos. Si el cestillo no tiene separadores, intercala cucharas, tenedores y cuchillos para facilitar que circule el agua entre ellos.
  6. Los cuchillos afilados es mejor lavarlos a mano, ya que es probable que pierdan el filo si los lavas en el lavavajillas. Tampoco es recomendable usar el lavaplatos para los utensilios de madera o con mango de madera, se deterioran mucho antes al someterlos a altas temperaturas.
  7. Coloca las tablas de cortar y las bandejas grandes en la parte delantera de la cesta inferior. Asegúrate de que las puedes introducir en el lavavajillas, sino es probable que se deformen rápidamente.

Mantenimiento del lavavajillas para que tu vajilla salga perfecta

Además de colocar los elementos de forma ordenada y en el lugar adecuado, hay unas tareas mínimas de mantenimiento que debes realizar si quieres que tu vajilla salga perfecta.

El filtro del lavaplatos deberías sacarlo y limpiarlo una vez por semana, limpiando también de forma regular el dosificador del detergente. Ten en cuenta que la acumulación de suciedad en estas zonas genera problemas de lavado y probablemente un gasto innecesario de energía.

Es recomendable también, que un par de veces al año, saques las aspas aspersoras para limpiar las ranuras. Es muy fácil, ya que no necesitas herramientas, sólo tienes que desenroscarlas y listo.

Y hasta aquí nuestros consejos de hoy. Aplícalos y disfruta de tu vajilla en cada comida, como si fuera el primer día.

Si te han gustado estos consejos, suscríbete a nuestro blog y no te pierdas nada sobre nuestros consejos de hogar 😉

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar