Cómo limpiar las juntas de azulejos y baldosas

Cómo limpiar juntas de azulejos y baldosas

¿Te vuelves loco cada vez que tienes que limpiar las juntas de azulejos y baldosas? Muchos de nosotros nos sentimos desesperados cuando limpiamos y no conseguimos que queden como realmente nos gustaría.

Por eso, en el artículo de hoy, nos gustaría mostraros algunos consejos para limpiar las juntas de azulejos y baldosas y conseguir que no vuelvan a salir manchas de humedad al poco tiempo. Algo que ocurre con cierta frecuencia en todos los hogares, sobre todo en ambientes húmedos como en los baños dónde puede aparecer moho con frecuencia.

Y es que, estas juntas acostumbran a estar rellenas por una pasta que se vuelve negra, por culpa en la mayoría de los casos de los hongos, las bacterias y el paso del tiempo. Y que dan la sensación de suciedad, aunque acabemos de limpiar.

De esta manera, un cepillo de dientes nos ayudará a llegar más a fondo en las juntas y poder terminar con esas manchas tan odiosas. Acompáñalo con aguarrás, que puedes echar directamente sobre la baldosa (no olvides utilizar guantes) y éstas quedarán como nuevas.

Una esponja también podrá ayudarte a llegar a esas manchas que no consigues sacar con la fregona o la bayeta. Y que siempre te trae de cabeza cuando entras en la habitación y no puedes evitar fijarte en ella.

Limpiar juntas de azulejos y baldosas. Algunos consejos

Otro de los productos que podrás utilizar es la lejía, que actúa como blanqueante y desinfecta de todas las bacterias y hongos. Y, además, existen productos específicos con los que conseguirás dejar las juntas como los paños del oro; y que contienen inhibidores que previenen la aparición del moho.

Eso sí, no olvides pasar siempre después una bayeta húmeda por encima de las baldosas y los azulejos (utilices el producto que utilices y sin saltarte nunca las instrucciones de uso del fabricante), para evitar que estos puedan verse afectados; además de conseguir que el resultado sea mucho mejor.

Por último, nos gustaría ofreceros algunos consejos de prevención para evitar que las manchas de humedades vuelvan a aparecer. Estos son básicos y será muy sencillo ponerlos en práctica.

  • Ventila a menudo, especialmente los baños.
  • Aplica sin miedo la regla del “menos es más” ya que, si tenemos decenas de tarros de geles, champús o cremas en la ducha, estos quedarán mojados después del baño e irán formando una capa marrón que se pasará a los azulejos.
  • En casos más extremos utiliza un des-humificador.

Y vosotros, ¿cómo atacáis a las manchas en las juntas de las baldosas y azulejos? Nos encantaría conocer vuestros métodos en los comentarios.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar