Cinco consejos para evitar riesgos con las luces de Navidad.

riesgos luces Navidad

Admítelo. Te encanta la Navidad. Todo está perfectamente decorado con múltiples adornos de colores y luces por todas partes, de forma que resulta imposible no rendirse a los encantos de tanta belleza y esbozar una sonrisa. Claro que a veces el exceso de luces  juega malas pasadas y las que iban a ser unas vacaciones perfectas se convierten de repente en una auténtica tragedia por no prestar atención a medidas de precaución básicas. ¿Quieres evitar riesgos con las luces de Navidad y disfrutar de esta época como te mereces? Sigue leyendo, estos 5 consejos harán tus fiestas mucho más fáciles.

¿Dónde coloco las bombillas para evitar riesgos con las luces de Navidad?

Una de las grandes cuestiones que nos planteamos al iniciar nuestra decoración de Navidad, sobre todo si contamos con terraza y jardín, es cómo y dónde colocar las luces de Navidad. En estos momentos existen multitud de opciones tanto en tiendas online como físicas y eso puede desorientarnos. Como regla general, hay dos consejos que nunca van a fallar y ambos incluyen lo mismo: leer muy bien el etiquetado. Presta atención.

1. Dentro o fuera. Decídete, porque no todo vale

Antes de lanzarte a adquirir el juego de luces de Navidad que le dará vida a tu hogar en esta época, memoriza esto muy bien: las luces de interiores y las de exteriores no son iguales. En términos de electricidad no todo vale. Así, las luces de interiores no cuentan con la protección que tienen las de exteriores. ¿Quieres evitar que un día de lluvia arruine tu Navidad? Asegúrate de escoger las luces que corresponden y evita el marrón. Su uso idóneo aparece reflejado en la etiqueta.

2. El lugar donde enchufarás tus guirnaldas luminosas importa

Un aspecto importante a tener en cuenta es el lugar en el que se enchufan las luces. Este debe estar lejos de fuentes húmedas como el agua, así como lejos de fuentes de calor, como las estufas, la chimenea o los calentadores, con el fin de evitar incendios y sobrecargas.

3. Donde caben dos, no caben tres. Mucho ojo a la cantidad de luces que enchufas.

Otro gran error que se suele cometer con las luces de Navidad es el de emocionarnos y empezar a conectar luces por doquier en la misma toma. Si quieres evitar los temidos cortocircuitos que pueden arruinar tu Navidad, intenta no conectar más de tres juegos de luces en la misma toma.

evitar riesgos luces de navidad

Buenas prácticas con las luces de Navidad.

4. El reciclaje de luces de Navidad sólo en perfecto estado

Por supuesto, la primera idea cuando adquieres un producto nuevo es que no sea de usar y tirar. Y esto también se aplica a los adornos de Navidad. Nadie te dirá que tienes que comprar luces nuevas si aún conservas las del año anterior. Pero, ¡ojo! Asegúrate de que dichas luces estén en perfecto estado antes de enchufarlas. Si alguna de sus bombillas está fundida, cámbiala. ¿El cable está roto o hay tramos de cobre desnudos? Deshazte de las luces y ve a por unas nuevas, a menos que prefieras llamar a los bomberos.

5. En iluminación navideña, menos es más

En términos de electricidad, no te la juegues. Claro que queda muy bonito que tu hogar brille a plena luz todo el día y toda la noche, pero, si no estás en casa o estás durmiendo, ¿realmente te compensa el riesgo de tener que enfrentarte a un posible incendio? Mantén las luces encendidas únicamente cuando estés en casa o puedas solucionar cualquier problema de forma instantánea.

 

¿Y tú? ¿Qué otras medidas tomas para evitar riesgos con las luces de Navidad? Nos encantaría conocerlas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar