¿Cómo decorar mi piso de alquiler para que sea un verdadero hogar?

Cómo decoro un piso de alquiler

Septiembre, temido septiembre. Hay quien dice que este mes es el nuevo enero por todos los comienzos que se asocian a este él: retomar el trabajo después de las vacaciones, la vuelta al cole de los más pequeños, empezar en el gimnasio, adoptar nuevas rutinas… En muchas ocasiones utilizamos también esta época de cambios para optar por un nuevo lugar de residencia, motivados sobre todo por el desarrollo de nuevos proyectos laborales y escolares. ¿Quieres saber cómo decorar tu nuevo piso de alquiler para convertirlo en un hogar? ¡Sigue leyendo!

¿Ya estás en tu nueva casa? Aquí te dejamos unos consejos para convertirla en tu hogar, pero antes, es conveniente que realices una limpieza a fondo. Además de por las razones de higiene obvias, cada persona tiene sus propias directrices y preferencias en relación a la limpieza y los olores en el hogar, por lo que te sentirás  mucho más a gusto una vez hayas adaptado el espacio a estas preferencias.

Pautas básicas para decorar un piso de alquiler

  •   Elige una gama cromática y básate en ella para decorar tu hogar

Los pisos de alquiler suelen estar pintados en tonos neutros como el blanco, buscando que se adapten a las preferencias generales de los posibles inquilinos. ¿Quieres dar un toque de color? Elige los colores secundarios que te gustaría que tuviera tu hogar (como máximo dos) y añade cuadros, ropa de cama, cojines y demás elementos decorativos en ese tono. ¡El efecto visual varía totalmente!

Si crees que con el aporte que hace la decoración no es suficiente pero no quieres pintar, puedes añadir color a las paredes con vinilos o papel de pared. En la actualidad, también hay la opción de incorporar pequeños elementos adhesivos, como frases decorativas con un significado especial o pequeñas imágenes, más fáciles de despegar pero que aportan valor a la creación de determinadas atmósferas.

 

  • Los pequeños detalles marcan la diferencia

No tienes que hacer agujeros ni grandes reformas para que tu casa luzca diferente. En el mercado existen en la actualidad infinitas opciones de decoración que no necesitan de taladros o acciones irrevocables.  Si ves tus paredes desnudas, puedes comprar diferentes marcos de fotos de varios tamaños y personalizarlos. Es común imprimir láminas o fotografías de momentos especiales. ¿Por qué no te animas a crear tus propios diseños simplemente adaptando a una tipografía que te guste una frase o palabra?

Los pequeños objetos de decoración e iluminación pueden ser también grandes aliados para diferenciar las estancias de tu casa, creando ambientes más acogedores para el salón o el dormitorio en contraposición a otros más funcionales en la  cocina o el baño.

En los últimos años hemos podido ver como las guirnaldas de luces, por ejemplo, han pasado a ser un complemento habitual en la decoración de las habitaciones, pues visten el cabecero y consiguen ambientes más íntimos y acogedores.

  •   Juega con los textiles

En un piso de alquiler, dada la problemática al incorporar elementos que suponen un cambio permanente en los espacios, los textiles juegan un papel decisivo.

Mantas, fundas nórdicas, cojines, cortinas… Elige colores en consonancia a los elegidos para el resto de la decoración y viste tu hogar. Recuerda, si vas a vivir en un espacio pequeño, los tonos claros aportarán mayor amplitud. Intenta no mezclar demasiadas tonalidades para no saturar la visión de los espacios.

El hogar se percibe con los 5 sentidos, ¡aprovéchalos todos para decorarlo!

  • Añade recuerdos personales

Que sí, que tu nueva casa es de alquiler y no hace falta acumular materiales innecesarios pero… ¡vas a vivir ahí! Incorpora algunos recuerdos especiales para ti. Poco importa que no sean acordes a la decoración, expresan tu esencia y se merecen un espacio destacado en tu hogar.  Puedes añadir fotos, algún objeto especial, figuras…

  •   Aromatiza tu hogar

El aroma es uno de los indicadores más potentes si hablamos de sentirse como en casa. Es importante que desde el primer momento el aroma se asocie con tus gustos, de lo contrario te sentirás extraño. Esto condiciona enormemente la creación de ambientes, ¿a que no te planteas que la cocina huela como el dormitorio principal?

Hay multitud de objetos en el mercado para crear tus propios olores nada más entrar en tu hogar. Puedes optar por velas aromáticas o ambientadores en sticks que aporten un toque a tu decoración. ¿Fumas? ¡no te preocupes! No es un impedimento para  que tu casa huela bien. Existen una serie de trucos que evitarán los malos humos en tu hogar. 

 

Ahora, la creación de tu hogar depende de ti. ¿Se te ocurre algún otro truco para mejorar la decoración de tu casa de alquiler? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar