Cambio de armario: Tips para guardar y organizar tu ropa

Cambio de Armario. Cómo guardar y organizar la ropa

Estamos llegando a los últimos coletazos del verano… Y, con ellos, se acerca el otoño. Así, toca cambiar el buen tiempo por el frío, las terracitas por los lugares cerrados, los paisajes… Y, ¿cómo no?, el tan temido cambio de armario.

Tenemos que decirle adiós a nuestra ropa de verano, y decirle hola a la más otoñal y de invierno. Las camisetas, vestidos y pantalones cortos dejan espacio a los abrigos, jerseys, medias… Y este cambio de armario trae más de un quebradero de cabeza con él. Y es que, ¿cómo conseguimos organizarlo todo?

Así, hoy os queremos dejar algunos consejos para guardar y organizar la ropa aprovechando el cambio de armario:

1. Limpieza

Ya que vas a quitar la ropa de tu armario, antes de meter la de la nueva temporada debes aprovechar para realizar una limpieza a fondo; de esta manera, evitarás que tus prendas se llenen de polvo.

También puedes utilizar algún ambientador para tus armarios, o cajas, de manera que evites que la ropa huela a cerrado o humedad cuando toque volver a utilizarla.

2. Organiza la ropa

El siguiente paso debe ser organizar la ropa de la temporada de otoño e invierno; y, para esto, podemos seguir los consejos que Marie Kondo nos muestra en su libro La magia del orden. Herramientas para ordenar tu casa… ¡y tu vida!

Por una parte, siguiendo la idea de que, el hecho de organizar puede traer como trampa crear una ilusión de “un cierto orden”, ocultando cosas que realmente no necesitamos en nuestro armario. Debemos pensar qué prendas nos vamos a poner y cuáles no y quedarnos solamente con las realmente necesarias, regalando o donando las demás.

Por otra parte, tendremos que estructurar nuestras prendas por categorías. Así, diferenciaremos, por ejemplo; entre pantalones, jersey, camisetas, camisas, ropa interior… De manera que conozcamos el volumen total de las prendas que poseemos.

3. Aprovecha bien el espacio a la hora de cambiar el armario

Por norma general, todos nos quejamos de que disponemos de poco espacio en nuestros hogares; por ello debemos aprovecharlo al máximo. Para ello, pueden ser muy útiles por canapés abatibles, cajitas para meter debajo de alguna cama o en cuartos de invitados, y, ¿por qué no?, alguna bolsa al vacío.

4. Ojo con las polillas

No podíamos terminar este post sin hacer referencia a las tan temidas polillas; las causantes de esos agujeritos que suelen aparecer en nuestras ropas de otras temporadas. Hazte con un buen antipolillas que además de acabar con ellas proporcionará buen olor a toda tu ropa.  Si quieres saber más, puedes leer este artículo que escribimos hace tiempo en el blog: Cambio de temporada: cómo guardar la ropa de verano.

¿Cuáles son tus trucos para hacer el cambio de armario? Cuéntanoslo en los comentarios.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar