Trucos para elegir el árbol de Navidad

Como elegir el árbol de Navidad

La Navidad ya está a la vuelta de la esquina. Las luces y los colores brillantes de las decoraciones de esta maravillosa época del año ya pueden verse por todas partes. Ha llegado el momento de darle a tu hogar el toque navideño que se merece. ¿Tienes dudas sobre qué árbol escoger para tu hogar? Si estás dudando entre uno natural o uno sintético, no te pierdas esta entrada. Te traemos las claves para elegir el árbol de Navidad que mejor se adapte a ti.

La decoración de Navidad: una cuestión de gustos

Lo primero que debes tener en mente antes de decantarte por una u otra opción es el estilo que quieres que tenga tu árbol. Ten en cuenta que no lucen igual las ramas de un árbol natural, con un toque fresco y brillante, que las de un árbol artificial, que al final no es más que plástico. Por supuesto, párate a pensar que el material también influye en el «mantenimiento» de tu árbol. Así, si te decantas por una opción natural, tendrás que acordarte de echarle agua y procurar limpiar alrededor si se caen las hojas, lo que no ocurre con la opción artificial. Además, esto puede ser mucho más incómodo si en tu familia hay niños o mascotas.

Cómo elegir el árbol de Navidad del tamaño adecuado.

Tanto si eliges una versión natural como si te decantas por la artificial, antes de instalar tu árbol de Navidad en casa, hay una serie de factores a los que debes prestar atención antes de adquirirlo. Lo primero que debes tener en cuenta es el espacio del que dispones y, consecuentemente, las dimensiones que puede tener tu nuevo árbol. Recuerda que el lugar que dediques a tu árbol debe ser vistoso, pero nunca molesto. Créenos, pasarte toda la época navideña apartándolo para evitar tropezar con él puede convertirse en una pesadilla.

Si eres de los que vives en un piso en el centro de la ciudad una buena opción son los árboles de Navidad minimalistas. Entre los más novedosos están aquellos que usan la pared como lienzo y se convierten en parte indispensable del mobiliario del hogar. Además, ganan un punto extra si tienes gatos o perros.

como escoger árbol de navidad, natural o sintético

El cuidado del árbol de Navidad natural y artificial.

Las familias que cuentan con jardín y terraza apuestan muchas veces por el árbol de Navidad natural porque podrán trasplantarlo en su jardín tras las fiestas. En algunos ayuntamientos, además, existe un programa de recogida y revalorización de árboles en enero. En estos casos las ramas se convierten en compost o los árboles, completos, retornan a viveros. Sin embargo, tanto los árboles naturales como los artificiales requieren un mantenimiento para resistir las Navidades y ofrecer su mejor cara a tus invitados.

Mantenimiento de un árbol de Navidad artificial.

¿Has elegido un artificial? Asegúrate de que está hecho con materiales resistentes al fuego y ahórrate sorpresas con cortocircuitos inesperados. Eso es lo principal para disfrutar de la Navidad en familia. Sin embargo, hay otros pasos que deberás tener en cuenta a la hora de montar y mantener tu abeto navideño. Atento 😉

  1. Revisa que cuentas con todas las piezas para el montaje, incluido un pie. Aunque de menor peso que un árbol natural, los árboles artificiales requieren un pie sobre el que estabilizarlos. En la mayor parte de los casos ya viene incluido por el fabricante. Si no fuese así, elige una base acorde al tamaño de tu árbol para asegurarte la estabilidad y evitar sustos innecesarios.
  2. Elige un lugar alejado de fuentes de calor. Hoy en día los árboles artificiales son ignífugos, pero es mejor curarse en salud y elegir rincones en los que no existan fuentes de calor como fogones, calefactores o radiadores. Aumentarán la vida útil de este adorno.
  3. Monta el árbol siguiendo las instrucciones. Si lo has sacado del trastero revisa, además, que no presente partes metálicas oxidadas o con aristas a la vista.
  4. Desempolva tus adornos de Navidad favoritos y colócalos a tu gusto. Coloca también las luces.

 

Mantenimiento de un árbol de Navidad natural.

Estos son los pasos básicos para que tu árbol de Navidad natural no pierda su esplendor:

  1. Sitúalo alejado de fuentes de calor: estufas, chimeneas, radiadores, fogones… Esto no solo evitará sustos (recuerda que puede arder) sino que logrará mantener su verdor durante más tiempo. No olvides que también requiere ventilación.
  2. Permite que lo alcance la luz natural. Al tratarse de una planta viva es muy importante que cuente con luz natural.  Si puedes colocarlo cerca de una ventana o balcón tu árbol será mucho más feliz. Eso sí, calcula bien la apertura de las hojas de la ventana.
  3. Da forma a tu árbol en el lugar que has seleccionado para él retirando las ramas que tropiecen con muebles, techo o paredes. Esto te permite estilizar el árbol de Navidad y elegir la configuración que mejor se adapte al espacio con el que cuentas.
  4. Lo ideal es montarlo en su propia maceta, así que revisa las condiciones de humedad y riega tu árbol de forma periódica. Valora también aportar abono y vaporizar el ramaje diariamente.
  5. No lo recargues de adornos. Las ramas de un árbol natural serán más débiles que las de uno artificial. Por eso es muy importante elegir sabiamente los adornos que usarás. Apuesta por pocos y bien distribuidos y conseguirás resultados de impresión. Lo mismo sucede con las guirnaldas de luces de Navidad.

¿Qué hago con el árbol de Navidad tras las fiestas?

He aquí la gran diferencia entre la versión natural y la artificial.  Si has optado por el primero,  puedes trasplantarlo en tu jardín o devolverlo al vivero para que puedan replantarlo. En algunos ayuntamientos, incluso, hay programas públicos de recogida de árboles de Navidad.

Si has elegido una versión artificial, este debería servirte perfectamente para el año que viene. ¿Quieres que en el futuro esté como nuevo? Solo debes guardarlo a salvo en su caja, bien precintado y almacenarlo correctamente en el trastero.

¿Ya tienes claro qué árbol de Navidad es el ideal para ti? Queremos verlo 😉

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Consejos del Hogar